TAREAS ESCOLARES

El proceso de aprendizaje en cualquier materia se despliega de forma progresiva durante nueve largos meses, a veces muy largos y contempla una amplia variedad de tareas escolares. Muchas de ellas, por no decir la mayor parte, están contempladas de forma ordenada y clara en el propio libro de texto y son los ejercicios y actividades que acompañan a cada lección. No obstante, puede ocurrir que el profesor programe el desarrollo curricular de la materia sin recurrir al libro oficial de texto. En este caso otras serán las tareas que deberá realizar el alumnado. Con independencia del uso o no de libro, el repertorio de tareas escolares, actividades o deberes (los nombre son variados pero su contenido es el mismo) que suele programarse durante el curso obedece a los siguientes tipos:
  1. CUESTIONARIOS: Son repertorios de preguntas relacionadas con un tema, o apartados concretos de ese tema, para que el alumnado busque información sobre la cuestión que se ha explicado, reflexiones de manera crítica sobre lo preguntado y responda, de forma oral o escrita, según las instrucciones del profesor.
  2. DEFINICIONES: Es una tarea muy importante puesto que uno de los objetivos que debe alcanzar el alumnado es conocer, así como saber usar con profundidad y rigor científico, el vocabulario esencial de cada disciplina.
  3. ESQUEMAS DE ESTUDIO: Tan esencial como la anterior puesto que aprender a confeccionar buenos esquemas de estudio constituye, sin duda, una de las metas fundamentales, tanto de la ESO como del Bachillerato, para que el alumnado aprenda de forma eficaz y autónoma.
  4. ELABORACIÓN DE DOCUMENTOS: Mediante esta tarea se pretende que el conocimiento teórico se proyecte de forma práctica e instrumental en el estudio. La elaboración de los materiales documentales de cada ciencia (gráficos, mapas, planos, etc.) tiene una finalidad metodológica importante para evaluar el apartado de los "procedimientos".  
  5. COMENTARIOS DOCUMENTALES: Tan importante, o más aún, como saber elaborar un documento es la capacidad para analizarlo e interpretarlo pues, de no dominar esta técnica del comentario, el alumnado puede limitar sus conocimientos a una mera praxis mecaniscista. Saber comentar documentos es difícil pero imprescindible en 4º de ESO y, sobre todo, en el Bachillerato.
  6. TRABAJOS MONOGRÁFICOS: Son materiales más amplios y elaborados que los precedentes; por ello suelen calificarse de forma especial. Un trabajo escolar, que puede ser de investigación o de síntesis, requiere una correcta planificación, una organización bien estructurada, capacidad de análisis, originalidad y, sobre todo, no copiarlo.
  7. PRESENTACIONES: La presentación audiovsiual es ya una práctica escolar muy difundida que coincide con el trabajo monográfico. La única peculiaridad es que aumenta la riqueza de contenido al fundir texto, imagen y sonido, requiere conocimientos digitales y a veces propicia el trabajo colaborativo. Es ideal para evaluar las competencias básicas. Para su elaboración, es imprescindible consultar la sección de este blog "WEB 2.0".
  8. EXPOSICIONES ORALES Y DEBATES:La exposición oral es el complemento ineludible de la presentación. Si el alumnnado no sabe exponer, explicar, responder y aclarar los términos de un tema, por muy brillante que sean los recursos audiovisuales empleados, está fallando el dominio de las competencias básicas. 
Para estar informado de las tareas escolares que se van programando en tu asignatura es importante que consultes de forma asidua la sección "Novedades" del Blog.