RECUPERACIONES

Suspender es lamentable pero en absoluto inevitable ni mucho menos definitivo. Muy por el contrario, cuando los estudiantes fracasan, ya sea en algún trimestre o al final del curso, la normativa educativa que regula los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto en la educación secundaria como en el bachillerato, establecen mecanismos muy precisos para propiciar la recuperación. Es más, con independencia de las medidas que el profesorado debe tomar de forma obligatoria para alcanzar ese objetivo, cada profesor y profesora en concreto, en cuanto profesional de la enseñanza y como persona que dedica su esfuerzo personaly vocacional a esta tarea, desea intensamente que su alumnado alcance el éxito escolar. Por ello no se escatimarán esfuerzos ni medidas para facilitar la recuperación. Sin embargo, nunca se ha de olvidar un principio pedagógico fundamental que vale tanto para la escuela pero también para la vida: sin esfuerzo personal y sin voluntad no se consigue prácticamente nada.

Al referirnos a la recuperación debemos diferenciar de manera clara entre varios niveles. Por ello debes acceder a la información correspondiente al tipo de recuperación que vayas a necesitar. A saber.

  1. RECUPERACIÓN PARCIAL DE UN TRIMESTRE DEL CURSO.
  2. RECUPERACIÓN TOTAL DE LA MATERIA EN LA PRUEBA EXTRAORDINARIA DE SEPTIEMBRE.
  3. RECUPERACIÓN DE ASIGNATURAS PENDIENTES DE CURSOS ANTERIORES.