NORMAS DE CONVIVENCIA

El alumnado al que imparte docencia el profesor Francisco Quintana debe ser consciente de las normas de convivencia que se tendrán en cuenta para la evaluación de los objetivos conductuales en las asignaturas que enseña dicho profesor. Tales normas no son arbitrarias ni el resultado de una actitud autoritaria, simplemente pretenden establecer las reglas imprescindibles para que el aprendizaje en un contexto escolar, que siempre se realiza en grupo, garantice el derecho que todos y todas tienen a recibir una educación, que es vital en el mundo actual, en las mejores condiciones posibles. Así pues, las normas, que debe respetar el alumnado que aprende con el citado profesor, son las que a continuación se indican:
  
  1. Hay que llegar a clase con puntualidad. Cada retraso implica un negativo.
  2. Las faltas de asistencia deben ser justificadas lo más pronto posible y cada falta sin justificar implica un negativo.
  3. Al finalizar cada trimestre, la suma de retrasos y faltas de asistencia sin justificar se detraerá de la nota triemstral.
  4. Tendrán un tratamiento muy especial las justificaciones correspondientes a días en los que se realizaron exámenes. En este sentido, el profesor solo repetirá controles al alumnado que acompañe el impreso escolar con documentos oficiales que justifiquen su ausencia (por ejemplo, justificante médico o administrativo). Asimismo, el profesor se reserva el derecho a pedir información aclaratoria de los padres y tutores legales y, en caso de ser insuficiente o insatisfactoria, no se le permitirá hacer el examen y ello supondrá una nota de "cero".
  5. La falta de asistencia a clase no justifica, bajo ningún concepto, dejar de realizar las actividades y tareas programadas. Precisamente para ello está el Blog de Aula o la obligación que tiene cada alumno y alumna para recabar de sus compañeros la información pertinente sobre los deberes planificados durante su ausencia. 
  6. El Blog de Aula "Pedagonia" es, junto a las instrucciones dadas en el aula, el instrumento fundamental que utilizará el profesor para programar de forma clara el aprendizaje de la materia. Visitarlo de manera asidua es obligación del alumnado y, asimismo, estar informado de las directrices y tareas que allí se establecen con suficiente antelación.
  7. Se considerará como una actitud negligente por parte del alumnado no actualizar la información que se desarrollará en el citado blog, así como incumplir los plazos y fechas allí señaladas para la entrega de trabajos y otras tareas escolares. 
  8. La puntualidad en la entrega de deberes y tareas escolares, cuyas fechas y plazos se comunicarán a través del citado Blog, es una obligación inexcusable del alumnado. Por ello, los retrasos posteriores a las fechas establecidas rebajarán progresivamente la nota de esos ejercicios.
  9. Es obligatorio siempre traer a clase el material didáctico imprescindible para aprender, esencialmente estos dos: el libro de texto y la libreta de la asignatura. Asimismo hay que tener a disposición cualquier otro recurso (documentos fotocopiados o descargados) que el profesor establezca como imprescindible en cada momento del curso.
  10. En cualquier momento el profesor podrá anotar calificaciones negativas a quienes no traigan los materiales didácticos señalados en el artículo anterior.
  11. Forma parte de los deberes inexcusables del alumnado realizar en cada momento las tareas, deberes y ejercicios que el profesor establezca en el proceso de aprendizaje. Quienes no realicen esas tareas serán calificados con un número de negativos que se decidirá según el criterio del profesor.
  12. Cuando se establezcan controles periódicos para comprobar el estado de las libretas o cualquier ejercicio programado en la asignatura no se tendrá en cuenta como justificación los olvidos o el desconocimiento. De lo anteriormente expuesto se deduce con toda claridad que es obligación del alumnado traer siempre a clase el material de aprendizaje, sea el que sea en cada momento, perfectamente elaborado. 
  13. Cuando se establezcan fechas concretas para la entrega de trabajos académicos, la realización de cualquier tipo de tarea de aprendizaje o el control de ejercicios y actividades, es responsabilidad del alumnado cumplir de forma escrupulosa con esos plazos. Los retrasos serán penalizados con una rebaja progresiva de nota y, a partir de cierta demora, ni siquiera serán aceptados.
  14. Es obligación del alumnado estudiar día a día lo que se enseña y aprende conforme se desarrolla la asignatura. Por ello el profesor podrá preguntar en cada momento aquello ya explicado y pondrá la correspondiente nota de aula. 
  15. Las notas de aula se expresarán mediante negativos y positivos y el volumen total de tales anotaciones se computarán al finalizar cada trimestre para perfilar la calificación final de dicho triemestre.
  16. El aprendizaje en grupo requiere una actitud muy educada y respetuosa por parte del alumnado, no solo con relación al profesor sino también respecto a sus compañeros. En este sentido se considerará como falta, punible con negativos, las siguientes actitudes: a) interrumpir al profesor o a otro compañero cuando habla; b) preguntar sin levantar la mano para solicitar turno de palabra; c) formular descalificaciones despreciativas, comentarios groseros o expresiones insultantes; d) adelantar respuestas cuando se está interrogando a otro compañero para evaluarlo; e) manifestar cualquier tipo de conducta contraria a las elementales normas de la educación.
  17. Cuando algunas de las actitudes anteriormente descritas alcance un grado intolerable de gravedad, el autor de la misma será amonestado con un parte disciplinario. El profesor contabilizará al final de cada trimestre el volumen total de partes disciplinarios, computando cinco negativos cada uno de ellos, y el sumatorio de los mismos se detraerá de la nota final del trimestre.
  18. OTRAS...